Moderniza la fachada de tu negocio con Dibond

Como especialistas en rotulación de fachadas, en Gexmon sabemos que una de las reformas más importantes que se llevan a cabo es la relacionada con los edificios que albergan negocios. Y es que hablamos de la cara más visible de una compañía. 

No obstante, debes saber que existe un material económico, duradero y de máxima calidad con el que se puede modernizar el exterior de cualquier local. Nos referimos a las fachadas Dibond, un panel composite de aluminio formado por dos finos revestimientos de aluminio y un núcleo de polietileno o mineral, cuyas propiedades más destacables son su ligereza, rigidez y estabilidad

¿Quieres saber más sobre este material tan importante para el sector de la rotulación en Valencia?  ¡Sigue leyendo!

Composite de aluminio: amplia gama de colores y acabados

Dibond dispone de casi todos los colores RAL, así como de acabados metalizados (plata, dorado, camaleón, etc.), adaptándose a los gustos y preferencias de todos los usuarios. Además, los fabricantes actualizan sus catálogos constantemente con nuevos tonos, texturas y acabados, así que no dudes en consultarlos para tener una idea de todas las soluciones a las que puedes acceder para ir diseñando la fachada perfecta

¿Cómo se hace una fachada moderna de composite?

Podríamos decir que las fachadas Dibond funcionan como una nueva “piel” para la precedente, y se colocan siguiendo estos pasos.

Rastrelado

Las fachadas tradicionales siempre presentan imperfecciones. De modo que para empezar con un buen lavado de cara, lo primero que se realiza es la colocación de rastreles de aluminio, que se nivelan y aplanan. En cambio, si la fachada original está en perfectas condiciones, es posible colocar los paneles de composite en forma de trasdosado directo (un sistema de revestimiento  en el que las placas se adhieren en las paredes mediante una aplicación de agarre).

Panelado

A continuación se toman medidas y se van encargando a fábrica todas las piezas que van a estar presentes en la fachada. Esta fase es la más interesante, ya que se dispone de maquinaria controlada por ordenador para crear dibujos, siluetas y formas a gusto del usuario. 

Acabado

Finalizados los pasos anteriores, se ensamblan todas las piezas en la fachada y se realizan y cierran los remates, jambas y dinteles de ventanas, puertas, etc. 

Rotulación y fachadas de composite: el combo perfecto 

¿Sabías que las fachadas Dibond son la superficie perfecta para albergar cualquier tipo de rótulo corporativo? Vinilos, tipografía corporativa, luminosos y cualquier otro elemento que pueda servir para potenciar la imagen de un negocio, encaja con el composite de aluminio.

Ventajas de Dibond 

Dibond es una solución de extraordinaria durabilidad (más de 20 años). Por si fuera poco, apenas requiere mantenimiento, más allá de la limpieza. 

Asimismo, permite un trabajo sencillo, rápido y económico que va a proporcionar innumerables ventajas a aquellos usuarios que no pueden realizar grandes inversiones y que, además, tienen prisa por abrir su local. 

 

Por último, desde Gexmon advertimos que producir rótulos de fachada es una labor para la que es necesario contar con una empresa de garantías. De modo que si necesitas elegir el tipo específico de soporte que más te puede interesar, así como obtener un acabado e imagen inmejorables, contacta con nosotros