¿Cómo reaccionamos ante una información gráfica?

Cuando visualizamos un folleto o un cartel nos empapamos de la información gráfica que contiene. Aunque casi no nos damos cuenta, nuestra mirada realiza un recorrido muy concreto de forma inconsciente. Si reparamos en el recorrido de los ojos a la hora de diseñar elementos gráficos, como rótulos para fachadas, sabremos mejor dónde colocar la información que más nos interesa en cada caso.

Los elementos culturales y la propia naturaleza de nuestro sistema de percepción visual hacen que la lectura de un elemento gráfico siempre se realice con la misma dirección y de forma preestablecida. La cultura occidental escribe de izquierda a derecha y esa es, también, la dirección que seguimos cuando leemos un texto.

Si tenemos en cuenta este factor a la hora de diseñar un elemento gráfico, sabremos que el primer punto donde va a posar los ojos cualquier usuario será en el margen superior izquierdo. Empezaremos ahí la lectura, por lo que es una buena localización para cualquier elemento relevante. Completaremos la visualización del contenido al desplazar la vista hacia el fondo inferior derecho.

En cualquier caso, no acostumbramos a leer con detenimiento toda la información disponible. Más bien realizamos una lectura en diagonal, buscando aquellos elementos que puedan captar nuestra atención.

A menudo la información gráfica contiene imágenes. Las fotografías suelen despertar nuestro interés, por eso es significativo el lugar que les vamos a dar dentro de la composición gráfica.

  1. Las imágenes más grandes deberán colocarse enfrentadas con las más pequeñas y estas últimas estarán mejor posicionadas a la izquierda. De este modo, conseguiremos alcanzar el equilibrio deseado.

  2. Si hay fotos en color y otras en blanco y negro, lo normal es colocar las de color en el lado izquierdo.

  3. Los colores cálidos también deben colocarse a la izquierda, enfrentados a los fríos en la derecha.

  4. Siempre se colocarán a la izquierda los elementos más impactantes y que aporten más información a la izquierda, ya que es el punto de referencia visual con el elemento gráfico.

Esta información resulta especialmente útil a la hora de diseñar un elemento visual, un cartel, un folleto, un logotipo o un rótulo para la fachada de un negocio. Sea cual sea tu necesidad, ponte en mano de profesionales. En Gexmon te ayudamos con todo lo necesario y te orientamos sobre la opción más adecuada en cada caso en concreto.

Si te gustó, compártelo: