Cartelería en gran formato para mejorar el PLV

Para la mayoría de las personas, la palabra publicidad hace referencia a dos realidades: por un lado, a todos los anuncios que aparecen en los diferentes medios de comunicación y, por otro lado, a las distintas piezas de publicidad exterior que se ven en las ciudades. De esta forma, tanto los spots televisivos como las cuñas de radio, los mupis urbanos o los vehículos serigrafiados formarían parte de ese totum revolutum que sirve para promocionar un producto o un servicio.

Sin embargo, existen otras muchas herramientas y formatos publicitarios que resultan muy eficaces, como, por ejemplo, de la publicidad en el punto de venta (PLV) de la que queremos hablarte hoy, especialmente si esta está basada en la colocación de piezas gráficas impresas a gran formato.

¿Qué es PLV?

PLV es la abreviatura de Publicidad en el Punto de Venta y hace alusión a muchos más aspectos de lo que puede parecer a priori. Aunque engloba fundamentalmente a aquellos elementos que están dentro de un establecimiento comercial y que son portadores de un mensaje publicitario, el PLV también hace referencia a cómo está decorado un local o cómo están expuestos los artículos en él.

Una gran parte del PLV está formado por expositores, carteles, displays y otros elementos decorativos que contengan un mensaje publicitario o la imagen corporativa del negocio. En este sentido, la cartelería a gran formato se ha consolidado como una de las opciones con más posibilidades:

Función publicitaria

Colocar cartelería de gran formato en el punto de venta contribuye a generar y expandir la imagen de marca de un establecimiento y, lo más importante, hacer que esta permanezca en el recuerdo de sus clientes. Además, hoy en día resulta fundamental crear un universo propio que sea fácilmente identificable para los usuarios y los carteles ayudan a cumplir ese objetivo con creces.

Función informativa

La colocación de carteles en el punto de venta resulta muy útil para informar de la existencia de un producto nuevo o dar a conocer una promoción especial. Al fin y al cabo, la PLV es la mejor forma de transmitir un mensaje informativo que además llegará a un público que está interesado, algo que es evidente si ya se encuentra dentro del establecimiento comercial.

Función decorativa

Y por último, no podemos olvidar que los grandes carteles contribuyen a mejorar la estética del local comercial, cumpliendo una función decorativa muy importante. No podemos olvidar que al margen de su función publicitaria e informativa, estos carteles seducen y ayudan a los clientes a que se sientan más cómodos en un espacio más bonito.

Si estás interesado en conocer más aspectos sobre las posibilidades de la PLV, no dejes de preguntarnos. En GEXMON Rotulación, ofrecemos un servicio de cartelería y expositores que mejorará tu imagen de marca y tu PLV.

Si te gustó, compártelo: